Google
 

domingo, 5 de abril de 2009

Lunes y Martes Santos.

Este año, tanto Lunes como Martes no podré, salvo sorpresa de última hora, salir a disfrutar de los desfiles procesionales.

Pero no dejaré de destacar, el Lunes Santo, a la Hermandad de Santa Marta. Sobriedad de Lunes Santo, el paso de Santa Marta, sin duda, pasa por conformar uno de los más impresionantes Misterios de la Semana Santa. Y hablamos de una relativamente joven hermandad. Su paso por las calles sevillanas es acompañada de silencio y, en gran parte, por un respeto que sirve al creyente de recogimiento.

Y para el martes, no dejo de destacar la Cofradía de Los Estudiantes, en la que procesiona el Cristo de la Buena Muerte. Otra talla de Juan de Mesa. Destaco su paso por los alrededores de la antigua fábrica de tabaco, hoy Universidad. Y, por el incomparable marco, su paso junto a los Reales Alcázares. Desde luego, el marco que ofrece Sevilla hace que su Semana Santa se engrandezca más aún.

De ayer, decir que no cumplí los planes en su totalidad. De nuevo, los planes de Domingo de Ramos se desbordan por la inmensa riada humana que había en las calles de Sevilla. Ello hizo que cada desplazamiento se demorase mucho más de lo que uno en principio planeaba. El cansancio, por el mismo motivo, hizo mella mucho antes de lo esperado. Pero, en cualquier caso, la experiencia es un grado y lo que vimos, lo vimos en inmejorables lugares.