Google
 

viernes, 16 de noviembre de 2007

Amalgama de salchichas

Vuelvo con otro tema de cocina. Y esta vez con una receta de mi invención.

Andaba yo un día a la hora de cenar pensando qué comería esé día. No me apetecía cenar lo típico (tortilla, sandwich, ...), así que vi un paquete de salchichas de estas que solas no merecen ni mirarlas, y me dije: ¿qué sería capaz de cenar a partir de estas salchichas?

Pues allá vamos. Tras un vistazo a la nevera y la despensa, ideé inmediatamente una receta que sospechaba iba a estar buena.

Lo primero: el paquete de salchichas ahumadas Campofrío o marca Alcampo (en esto no exigiré, como con el solomillo ibérico) se abre y se trocean las salchichas en daditos.

Y seguiremos estos pasos:

1) Machacamos vilmente unos dientes de ajo (pongamos que 4 por paquete de salchichas) y los echamos en una sartén con un chorreoncito de aceite de oliva.

2) Al poco, cuando los ajos se estén haciendo, echamos las salchichas troceadas.

3) Espolvoreamos todo con orégano y con un poco de pimienta negra.

4) Removemos.

5) Cogemos medio vaso de vino de guisar (recomiendo Vino "El guiso") y lo vertimos en la sartén.

6) Queso. Importantísimo, qué digo, esencial para llamar a esta receta amalgama de salchichas. Vale cualquier queso, incluso un par de lonchas de tranchetes, pero yo prefiero hacerlo con mozarella rallada. Echamos la mozarella (al gusto) sobre la sartén.

7) Remover mientras el queso se va fundiendo.

8) Cuando el queso ya se ha fundido, bajamos la intensidad del fuego y tapamos la sartén para que el vino se vaya evaporando.

9) A cenar!

Os aseguro que el resultado es sorprendete, de unas asquerosas e insulsas salchichas hemos llegado a la AMALGAMA DE SALCHICHAS.

8 comentarios:

Adivagar dijo...

Caramba, pues sí que tiene buena pinta la receta. Creo que la voy a probar este mismo fin de semana. Sí, decidido, si mañana llego a la cena con la suficiente energía, la pruebo. Ya te contaré el resultado.

El Cerrajero dijo...

Tiene buena pinta esa receta, la probaré.

Si cambias algunas expresiones y añades alguna cursilada, la puedes colar por Haute Cuisine xD

Ejemplos de palabras útiles para vender la burra:

- Crisps de ajo

- Zumo de oliva

- Salpimentar

- Embriagar el guiso

y así... Ah y que no se te olvide bautizarlo con un nombre a la altura de los tiempos absurdos. Nada de amalgama de salchichas, como poco Alianza de Salchichas xDDD

Gonover dijo...

Gracias cerrajero, por tus sugerencias, pero creo que con salchichas campofrío no entraré nunca een la Haute Cuisine,...pero comeré cosas que realmente me gustan...

Te invito a probar la amalgama de salchichas,o si quieres, "salteado de delicias de salchicas al vino".

Jesús dijo...

¿Como que no? Alta cocina!
Amalgama de salchichas es un buen nombre... pero sino

Foundí de Salchichas España embriagadas con blanco de la tierra.
Lo de salchichas España, es por dos cosas: por Campofrío, y porque Victoria Beckan dice que España huele a ajo... je, je

dardo dijo...

Amigo Gonover; desde luego hay que echarle "fe" a su aventura culinaria.

Mire; déjese de "darnos gato por liebre". La materia prima es fundamental en esto de la cocina.

Oiga. Compre Salchichas Michael SCHARA (auténtica charcutería alemana fabricada en "nuestra Polonia") y ya me dirá.

Pero, en fin, yo también quiero contribuir a "poner en valor" lo propuesto. Ahí va: "Amalgame de saucisse au Gonover de gros mot" (si no me falla el poco francés que recuerdo). Así parece otra cosa.

¡¡Que Vd. lo digiera bien!!.

Gonover dijo...

Bien, bien, tomo nota de la franco-sugerencia.

Pero siendo sinceros, siempre me ha atraído más la baja cocina que la alta, tantas pijotadas y luego no se come nada de nada.

Viajero del Tiempo dijo...

En tu más puro estilo. Probaremos en breve tu receta, a ver como queda.

Por cierto, todavía echo de menos esas nuestras patatadas fritas con sal de ajo en San Fernando o en Sevilla.

Baja pero buena, buena cocina.

Gonover dijo...

Viajero, he ido perfeccionando mis habilidades, entonces escasísimas, culinarias.

Ultimamente me salgo con el pescado al horno (lubina, dorada, besugo,...).

El horno ha sido para mí un gran descubrimiento, y el pollo al horno y las patatas al romero son otras especialidades de las que hablaré en otra ocasión.