Google
 

lunes, 30 de marzo de 2009

Londres (II)

El viernes tocó caminata de las buenas. En metro nos desplazamos para visitar, por fuera, el Big Ben, las casas del Parlamento, la abadía de Westminster,... Todo por fuera, ya que preferíamos ver mucho que ver poco, aunque perdiésemos detalles. Nos dimos el paseo a la Catedral Católica (con un curioso estilo bizantino que parece desencajar) y tras otro paseo, vimos en Buckingham el famoso (y decepcionante) cambio de guardia. Paseo por St. James Park, y en metro a Candem Town.

El grandísimo mercado nos ocupó varias horas, no fue el sitio en que más compramos, la verdad es que más bien compramos poco; pero es digno de ser visitado.

Luego llegó el turno a Convent Garden, otro mercado, mucho más "elegante" que el anterior, y con ello, el fin del viernes.

El sábado, tocó el turno de la Torre de Londres, el Puente de Londres, y después visita a Greenwich (el meridiano, el observatorio, la academia naval, el mercado, comida turca,...) y por la tarde, obligada vuelta a Oxford Street para continuar las compras que ya iniciamos el jueves. Tras visitar el Museo de la Guerra Imperial, acabamos el día en St. Martins in the fields asistiendo a un concierto de música clásica.

El domingo era el día de cierre. Fuimos a misa en Kensignton (me impresionó cómo viven los católicos allí la misa), apenas un paseo por Carnaby Street, y odisea metro-tren para llegar al aeropuerto.

Es la segunda vez que visito Londres, y espero que no sea la última. Algo tiene esta ciudad que queda dentro, te conquista. La comida (que tampoco está tan mal) seguro que no es.