Google
 

martes, 17 de marzo de 2009

¿Hay libertad de expresión en España?

He cometido un error. Mi salud mental ha corrido peligro. He abierto la edición digital de “Público” (con “p” de penoso). Eso que algunos dicen que es un periódico.

Quería leer su opinión acerca de la campaña de la Conferencia Episcopal Española a favor de la vida, y en contra de la reforma de la Ley del Aborto.

La primera en la frente: el titular. “La Iglesia quiere cárcel para las que aborten”. Y además, como primera noticia en la edición digital de hoy. Teniendo en cuenta la gran mayoría de lectores que se quedan con el titular, el mensaje habrá calado. Hay que tener en cuenta, también, que de todo hay en la viña del Señor, y por tanto, hay que contar que mucha gente se cree a pies juntillas lo que publica, y como lo publica, el diario “Público” (con “p” de panfleto).

Pero parece que el día me venía un poco masoquista, y he decido leer los comentarios de los avispados lectores de la edición digital de “Público” (con “p” de Pinocho). Y claro, han dado rienda suelta a su teclado. No está mal pasarse de vez en cuando por estos estercoleros presuntamente informativos, porque uno se hace la idea de lo que de verdad anhelan los borreguiles seguidores de la radical izquierda instalada en el poder de este país. Sí, es sencillo, no se trata de leer entre líneas, sino de leer simple y llanamente. Quieren un país que me recuerda a la Cuba de Castro, o a la URSS de Stalin. Quieren un país en el que no haya libertad de expresión, ellos quieren decidir quién tiene derecho a hablar, y qué puede decir cada uno. Se les llena la boca con eso del progreso social (que si derechos de gays y lesbianas, etc) y sin embargo sólo quieren la libertad para ellos, a los demás que nos den morcilla. Los demás debemos saber que si lo que tenemos que decir no les gusta, entonces sólo podemos decirlo de puertas para adentro. Ahora resulta que los Obispos, para esta gentecilla, no tienen libertad de expresión, no pueden tomar parte en un debate público, no pueden ejercer la crítica. Ah, claro, y no digo nada de los insultos proferidos por las víctimas de la LOGSE, que precisamente por ser víctimas, tienen cierta excusa en su irrespetuoso proceder.

Y todo por defender la vida. Pero en realidad, lo que esta manada hace es ir en contra de lo que diga la Iglesia. Tanto que si un día el Papa pide el voto para Zapatero, Rajoy tiene asegurada la mayoría absoluta durante lustros. Qué le vamos a hacer, son así.

Perlas como que el feto es un parásito de la madre, o que los Obispos no se dan cuenta de que el lince es un animal en peligro de extinción mientras que el ser humano no hace sino superpoblar el planeta (literal, no me lo invento), para así justificar que el aborto no es matar a nadie, no hacen sino reafirmarme que estamos rodeados de elementos totalmente atascados cerebralmente hablando, que nos encontramos en un momento en que nos va a sacar de la crisis quien yo me sé, porque el país puede caer en manos de verdaderos inútiles, sin cultura, sin educación, y demasiado deseosos de sangre, revancha de no sé qué, y revestidos de un odio del que no consigo vislumbrar su origen.

6 comentarios:

Llave tercera dijo...

Gonover, ni caso. Yo de vez en cuando leía Público, hasta que me di cuenta de la gente a la que representa. Su opinión me importa menos que nada. Tanto de los redactores como de sus lectores.

Es un periódico ofensivo, manipulador, mentiroso, demagogo, inmoral, inculto, y, sobre todo. PROFUNDAMENTE FASCISTA. Como la inmensa mayoría de sus lectores.

Un abrazo, y te invito a pasar por mi blog para conocer el Manifiesto de Madrid en contra del aborto. Necesitamos el apoyo de TODOS.

Gonover dijo...

Ya lo conocía. Esto es un tema verdaderamente grave. Gente como estos científicos, o como Eduardo Verastegui, están haciendo una labor encomiable para conseguir que, algún día ya no muy lejano, esto cambie para mejor.

Corfu dijo...

Sin duda público deja bastante que desear... solo con ver su portada cuando lo del niño este que salvó a su hermano... venía a ser algo así como "si por la iglesia fuera lo mejor era que el niño muriese".

Jesús dijo...

También yo he tenido algún encontronazo blogero. Publicaba uno:
" Que me dejen en paz y se dediquen a sus asuntos, en vez de decir lo que debemos hacer", titulaba uno en su blog.... Si ahora va a resultar que no es misión de la Iglesia ni evangelizar, ni decirnos como debe ser la vida de acuerdo con la Fe que predican.

Y luego ya están los frikis que dicen que el Lince de la foto, no es ibérico, sino Boreal, como si estuvieramos jugando al Trivial...... ¡Qué País!

Natalia Pastor dijo...

La libertad de expresión es exclusiva para los progres y demás caterva,Gonover.
En cuanto cualquiera de nosotros discrepe del pensamiento único zapateril,del discurso maniqueo,de las propuestas de la izquierda rancia y garbancera,las siete plagas caen sobre nosotros de manera implacable.
Y no te digo nada,si quien osa discrepar es la Iglesia,la Conferencia Episcopal o el Papa.
Entonces todo el odio reconcentrado,toda la bilis,todo el sectarismo estalinista se proyecta de forma virulenta contra el intrépido.
Y llueven los insultos y descalificaciones.
Pero podamso darnos con un canto en los dientes.
Mientras no lluevan balas.....

Pon! dijo...

Y todos esos que atacan a al Iglesia católica día sí día también (yo no me considero religioso) luego les dices: Oye y ¿qué pasa con el islam? ¿No te parece también algo con lo que meterte? Ya que estás contra le religión...y claro te saldrán con cualquier excusa estúpida.

No quieren entender que hoy en día si quieres no hacerle el más mínimo caso a la Iglesia no pasa nada pero en los países musulmanes igual te matan y tal.

Es la categoría de los progres.

Y, el resto, somos "fascistas".

Saludos.