Google
 

martes, 20 de mayo de 2008

Solución al caso práctico. No ha habido discriminación.

Pancracio no se pudo casar porque después de preguntar al simpático funcionario sobre los requisitos, se dio cuenta de que no se podía casar con su madre. El funcionario pensó que estaba mal de la cabeza.

Resquicio, como tenía 13 años, tampoco pudo contraer matrimonio. Necesitaba esperar.

¿Por qué no hay discriminación? Sencillo: para acceder a un derecho, todos deben concurrir con los mismos requisitos, y así ha sido. Quien los cumple se casa, y quien no, pues no puede hacerlo.

Eso sucedió en 2.003.

Poco después comenzó a gobernar el PSOE en España, y alegando razones discriminatorias en materia de acceso al derecho a contraer matrimonio, modifica el Código Civil para que personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio entre sí. Decían que estaban disciminados, pero en ese caso, también se habría disciminado a los buenos de Pancracio y Resquicio, ¿no?

Nunca hubo discriminación a las personas homosexuales, porque sencillamente se les exigían los mismos requisitos que a los heterosexuales para contraer matrimonio.

Es decir, la verdadera razón por la que se instaura la unión de personas del mismo sexo, otorgándole erróneamente la forma de matrimonio, será la que quieran que sea, pero desde luego no la discriminación. Eso no.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto que dices es lógico. Hay quien no quiere entender, se proponen que creamos lo que ellos quieran que creamos.

Nos intentan manejar, pero en lo que a mí respecta, sigo donde estaba, y aquí seguiré.

Gazulin dijo...

El PSOE si que ha instaurado la discriminación, antes eso no existía como bien dices, ahora si, ahora se discrimina.

Saludos..

Paco Rodríguez dijo...

Pues tiene solución los casos de discriminación que tu expones, y es sencilla.

Que exista por parte de la ciudadanía un colectivo de hijos y madres dispuestos a contraer matrimonio, pues nada si existiesen, que de echo no existe solo hay que cambiar la ley.

Yo estimado compañero también podria añadir gente que se quieran casar con sus mascotas, total tampoco es tan ilógico como que un hijo se quiera casar con su madre, (claro sindrome de edipo).

Yo es que no veo mal que se casen dos tios o dos tias, peor es que lo hagan en la clandestinidad.

Salud

Natalia Pastor dijo...

El PSOE si que ha instaurado la discriminación;discriminación positiva la llaman, lo que no quita que bajo el eufemismo bobalicón y progre, se oculte la realidad:que hay un sector,grupo o colectivo al cual se discrimina ominosamente.
(Vease Ley de Igualdad,por ejemplo)