Google
 

lunes, 5 de mayo de 2008

El euribor se dispara. ¿Qué podemos hacer?

Sigo leyendo informes que dicen que este verano veremos al Euribor bajar hasta casi el 4 %. Difícil de creer, claro, porque básicamente recientemente ha subido hasta el punto más alto en los últimos 7 años. Es decir, que las bajadas de primeros de año se han ido a por tabaco.

Hay que resignarse al descontrol del Euribor, hay que ponerse en lo peor y contar que nos va a hacer más difícil la existencia.

En ese caso hay que mentalizarse que hay que actuar en consecuencia.

No hay secretos que nos ayuden con esta situación, no hay milagros. Todo está inventado. Sin embargo, pienso que la clave está en el ahorro. Ahora me diréis que cómo vamos a ahorrar con la de gastos que tenemos, con los préstamos tan altos, etc.

Nos hemos acostumbrado a que no nos falte de nada: cine semanal, alquiler de pelis, libros nuevos cada mes, revistas que nunca faltan cada fin de semana, las tapitas de los sábados, la cervecilla del domingo, cines,… Seamos sinceros, podemos prescindir de muchas cosas.

Como digo, la clave está en el ahorro. Ahorro no por acumular, sino para amortizar cada año lo que podamos de la hipoteca. Hay que reducir capital en la medida de nuestras posibilidades. En principio, y como idea meramente orientativa, veremos que si amortizamos 5.000 euros al año no va a suponer casi nada en la cuota. Pero es algo ciertamente inexacto. Para una hipoteca a 30 años, amortizar 5.000 euros supone disminuir la cuota en 28 euros, aproximadamente. Esto es 336 euros al año, y habrá supuesto, a lo largo de los 30 años de hipoteca, un ahorro de 10.080 euros. Ya no parece tan poca cantidad.

Pensemos que también nos traerá otro beneficio: los intereses que pagaremos a partir de ahora se calcularán sobre una cantidad inferior, y cada vez que amorticemos capital habremos disminuido el coste final de la vivienda (capital más intereses).

Y una ventaja más: IRPF. En el próximo ejercicio, aumentaremos las desgravaciones en la declaración de la renta, con lo cual tendremos derecho a recuperar algo más de las retenciones practicadas.

Si somos capaces de amortizar 5.000 euros durante 3 años, hay que multiplicar las cantidades anteriores por 3, o sea, que nos ahorramos cerca de 90 euros al mes, que ya sí supone algo más.

Mentalicémonos, hay que detenerse y dedicar algo de tiempo para ver cómo podemos conseguir 5.000 euros (quien pueda más, pues más; quien pueda menos, bien estará también) para ir modelando la hipoteca en la medida de nuestras posibilidades.

7 comentarios:

Dardo dijo...

Estoy en esto un poco pez. Pero si el Euribor baja, corrígeme si me equivoco, es previsible que baje también el sobrevalorado Euro. Esto quiere decir que pagaremos la factura petrolífera más cara y, no sé, tal vez baje el servicio hipotecario, pero no sé si la economía familiar aguantará los otros encarecimientos derivados de las importaciones más caras: en especial la energética.

Pero como uno es de Derecho tal vez haya metido la pata.

Saludos.

Adivagar dijo...

Supongamos que conseguimos ahorrar esos 5.000€, que ya tiene mérito. Tal y como están las cosas ahora, ¿qué hacemos? ¿Reducir cuota o reducir plazo? Ah, la gran pregunta que me hago cada diciembre...

Gonover dijo...

Creo que merece la pena reducir cuota, para así tener más disponible al año siguiente, disponible que puede incrementar la cantidad que consigamos ahorrar, ya sean 1.000 euros, o ya sean 5.000.

Paco Rodríguez dijo...

Hoy en un informativo televisivo, han informado que desde la entrada del euro a hoy, los productos han llegado a doblar su valor, es decir lo que antes valía veinte duros hoy vale un euro con veinte céntimos. Algo muy elevado para el espacio de tiempo que se lleva con el euro como moneda.

El Euribor es fruto de la nueva economía europeista, por lo que me da a mi que pensar que quizas España no estaba tan preparada para sufrir estos posibles inconvenientes de subidas económicas tan altas.

A todo esto me gustaría preguntar si ¿para contrarestar estas subidas de precios el pais podría soportar una subida salarial que equiparara la subida de los precios?

Gonover dijo...

Paco, eso dispararía la inflación, será peor el remedio que la enfermedad.

Natalia Pastor dijo...

Y seguirá subiendo, de eso no tengo duda.
Al igual que la nflacción, no sólo la utópica que excluye la mayoría de os productos de la cesta de la compra, y que ahora se cifra en un 4%, sino la cotidiana, la del pan,leche,carne,verduras,limones y un kilo de plátanos, que anda ya por el 14%,según el último cálculo de la UCO.

Gonover dijo...

Natalia, creo que el Euribor no seguirá subiendo.

Las cuentas de los bancos se están publicando hasta junio. Esto suavizará el clima de intranquilidad del sector, y estoy casi convencido de que en verano veremos al Euribor en torno al 4.5, y no creo que me aleje demasiado de la realidad si opino que al final del año, estará más cerca del 4 que del 4.5.