Google
 

domingo, 6 de septiembre de 2009

Volvemos a la normalidad.

Se terminó el verano. Climatológicamente no. En el calendario tampoco. Pero para mí sí.

Ha sido un verano intenso. Primero con la acogida de Vikhtor, algo de lo que hablaré en un post futuro. Luego unos días de playa, luego el viaje a Italia.

A la vuelta a Sevilla, la búsqueda de un coche nuevo... no podía imaginar que me iba a ocupar tanto tiempo.

Y el blog. Sí, esto. Bastante tiempo llevo sin el ingrediente preciso para que sea como antes, algo que cada 3 días, o 4, se actualizaba.

Veremos qué pasa este año.

1 comentario:

Paco Rodríguez dijo...

Pues nada de vuelta a la realidad.

Saludos