Google
 

martes, 30 de octubre de 2007

Solomillo al Whisky

La cocina.... una de mis pasiones. Me encanta dedicar (cuando lo tengo) tiempo a estar en la cocina y hacer alguna cosilla rica. Sobre todo cuando hay invitados.

Pues hay un plato que siempre lo he tomado en los bares, y nunca lo había hecho, y tras 3 intentos, di con la tecla, y ahora por fin sí me sale rico rico. EL SOLOMILLO AL WHISKY.

Veamos, lo primero: sería conveniente ir al Mercadona o similar a comprar un solomillo ibérico (nada de niñerías, solomillo ibérico o no me hago responsable de que no os salga rico).

Acto seguido, debemos comprobar en nuestra despensa si tenemos existencias de:

* Ajo.
* Avecrem (pastilla de caldo, no una sopa de sobre, claro).
* Whisky (me sé de más de uno al que nunca le falta, pero nunca hace solomillo al whisky).
* Sal (menudo cuajo si no tienes).
* Harina (típica cosa que siempre tienes de sobra.....salvo cuando la necesitas).
* Aceite de oliva virgen (ya que estamos, vamos a hacerlo de categoría).
* Limón.

Bien, si te falta algo, bájate al Covirán y lo compras.

Llegados a este punto ya debemos tener acopio de ingredientes (y algo de hambre).

Vamos a lo que es ya la elaboración del manjar propiamente dicho:

PASO PRIMERO. Lávate las manos, guarrete.

PASO SEGUNDO. Corta el solomillo en filetes (si no lo hizo el carnicero), y los pasas por una sartén. No mucho, más bien vuelta y vuelta. Los sacas y los reservas.

PASO TERCERO. Selecciona 10 dientes de ajo y les das un golpecillo (no te ensañes con ellos que no tienen la culpa de tu estrés en el trabajo). Nada de triturar, sólo golpecillo. Pon un vaso y medio de aceite en una cazuela y echar los ajos en la misma. Esperar que se doren los ajos (cuidado que no tarda mucho).

PASO CUARTO. Bebe algo, que igual tienes sed, pero no el whisky, que eso es para el solomillo, ponte un vasito de agua hombre.

PASO QUINTO. Añadir a la cazuela un zumo de limón (más o menos medio vaso), una copa de whisky (ya puedes guardar la botella, bribón), la pastilla de caldo desmenuzada (ves como no era sopa de sobre) y medio vaso de agua. Ahora echar un par de cucharadas de harina para ayudar a que la salsa se espese. Mezclar bien todo con una cuchara estupenda de esas de madera. Tapar la cazuela (oye, quien dice cazuela dice olla, o sartén profunda, o artilugio similar). Dejar así unos cinco minutos.

PASO SEXTO. Si no te has comido el solomillo, es momento de echar los filetes en la amalgama que hemos creado en el paso quinto. Tapar y dejar así cinco minutos.

PASO SÉPTIMO. Que guardes el whisky hombre, que no pega ahora.

PASO OCTAVO. Nada, ya está listo . Lo suyo es haber frito unas patatitas fritas antes, y servirlo todo junto.

Añadir una buena cerveza en vaso de barro previamente guardado en el frigorífico en plan Sierra Nevada, y ésta sí beberla acompañando el plato excelente que acabamos de preparar.

Espero que os guste.

8 comentarios:

Jesús dijo...

Esto yo lo pruebo.... vamos que si lo pruebo.
¡La hora que es, y me ha dado hambre!

No me traiciones con una ensalada en la próxima ¿eh?

Adivagar dijo...

Mu buena, mu buena, la apunto para cuando tengamos visita en casa. Al final es "solomillo al whisky con cerveza y tapa", no?

No conocía tu faceta de chef.
Un saludo.

Gonover dijo...

Sí bueno, se hace lo que se puede, pero vamos, que parece que no se me da mal del todo. Cuando vengáis por el sur, probaremos alguna cosilla.

nonpraevalebunt dijo...

Pueg he esho ezte fin de jemana varias veces la jeceta y no me termina de salir esto del whisky al jolomillo, hip.

Gonover dijo...

Eso es porque te has bebido el whisky antes de tiempo, mendrugo...

Draco dijo...

Lo que se hace al whisky es el pavo

Gonover dijo...

Bueno Draco, bienvenido, pero te diré que mi solomillo al final está algo más rico que tu pavo, además no da dolor de cabeza al día siguiente...

draco dijo...

Con Whisky solo las almejas (es una receta, realmente extraordinaria, de un restaurador amigo mío), y el cubata.

El solomillo, tal cual. Y, si te apetecen los sabores un poco más fuertes, con salsa de queso de Tresviso (Cabrales para los asturianos).