Google
 

jueves, 25 de octubre de 2007

Una menor embarazada

Desde Ponferrada nos llega la noticia que más me ha sacudido esta semana. Resulta que una niña de 11 años se ha quedado embarazada, al parecer, de otro menor.

No cesan de vertir opiniones vecinos, psicólogos, ginecólogos, fiscales de menores,... Todos opinan ante las cámaras de televisión.

Todos se plantean "qué va a ser mejor para la niña", o "pueden quedar secuelas en la niña", o "lo mejor para la niña es que aborte", o "el derecho de la niña es ..."

El caso es que incluso ya se da por sentado que practicarán un aborto porque es "lo que le conviene a la niña". Y no han cesado de expresar "esto es lo que le conviene a la niña". Pero digo yo.... ¿Por qué nadie habla de lo que le conviene al bebé? ¿No tiene derechos? ¿A dónde está llegando nuestro egoncentrismo?

Está claro que hay que cuidar los derechos de la niña, pero esto no quiere decir que atropellemos el más elemental derecho, el de la vida, de la criaturita que se está gestando en su interior. ¿Qué culpa tiene él de lo que ha pasado? ¿Por qué va a pagar los platos rotos?

Me digan lo que me digan, no lo veo justo. Es un atropello a la vida impropio de una sociedad avanzada.

5 comentarios:

nonpraevalebunt dijo...

Enhorabuena Gonover, me parece muy valiente la entrada. Hoy en día te pueden tachar de todo por decir esto.
Yo estoy completamente contigo.
En este problema concreto hay varias cuestiones encima de la mesa pero está clarísimo que la de más valor es la de la Vida del ser humano que la niña lleva dentro.
No se puede, de ninguna manera, dar la espalda a estos problemas pero tampoco tirar por el primer atajo que se vea.
Por esto hay que defender todas las iniciativas que apoyen a las mujeres que se encuentren en situaciones como estas o similares. Por ejemplo. RED DE MADRES.
Precisamente los que dicen que se preocupan más por la madre y proponen el atajo del aborto son los que luego se oponen o critican estas iniciativas como la de RED DE MADRES. Eso sí, luego son los que acusan a todos los demás de hipócritas. En fin...

Adivagar dijo...

Bravo, Gonover!!

Muy bien dicho, y como dice nonpraevalebunt, muy valiente. En la blogosfera te pueden dar muchos palos por entradas como esta. No te extrañes si viene algún troll a insultarte. Pero es que tienes toda la razón del mundo, ¿quién protege por la vida de ese niño? ¿porqué alguien tiene que pagar con su vida la desgracia de otra persona?

Y el comentario de nonpra, muy bueno. Este fin de semana voy a buscar información sobre esa RED DE MADRES, a ver de qué se trata.

Un saludo a los dos.

Gonover dijo...

Muchas gracias.

Pero vamos, que con independencia que queda claro lo que pienso al respecto, lo que quería resaltar es la inexistencia de comentario alguno con respecto al bebé. Nada de su futuro, de sus riesgos,... NADA DE NADA.

Jesús dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesús dijo...

La verdad es que es llamativo.

El tratamiento de la noticia ha sido unánime. El problema de la niña. ¿Debe abortar o no? ¿es psicologicamente capaz de ser madre?. Punto.
Ninguna otra consideración.
Como otras tantas veces, se tira de la manta para tapar a uno, desprotegiendo a otro.
De fondo lo poco conveniente que nos resulta dar derechos a quien aun no puede esgrimirlos