Google
 

jueves, 11 de febrero de 2010

A todo cerdo le llega su San Martín.

A todo cerdo le llega su San Martín o la variante A cada cerdo le llega su San Martín es uno de esos dichos populares que tan apropiado resulta en algunas ocasiones y cuyo origen es realmente curioso. Así lo he podido averiguar en internet, que cada vez tengo más claro que rara vez no es capaz de resolver una duda. Bueno sí: el otro día escribí "cómo conseguir que Zapatero dimita" y no encontré nada.

Pero volvamos al cerdo (al del refrán, digo). Según la afamada wikipedia caben dos opciones. La primera, que se refiera al 11 de noviembre, festividad de San Martín de Tours, que es cuando comenzaban las matanzas de los cerdos en España, ya que pasados esos dos o tres días de calor, el llamado veranillo de San Martín, comienza a hacer frío y por lo tanto empieza la época propicia para curar la carne. La segunda, que se refiera a la fecha del 12 de enero, festividad de san Martín de la Santa Cruz, más conocido como San Martino o Santo Martino, santo leonés del siglo XIII, y de hecho el refrán en el noroeste de la península ibérica suele ser "A todo cerdo le llega su San Martino" o "su san Martiño".

Los británicos tienen un refrán parecido aludiendo a Waterloo.

Resuelta la duda del cerdo (el del refrán, claro), quería yo aludir a una gran casualidad que aprecié hace dos días. Fue el día que pensé en descubrir algo sobre este refrán. Justo en ese momento estaba con la tele puesta. Era la hora de las noticias, y mira por dónde que en ese momento nos cuentan que a Garzón se le estrecha el cerco y que éste puede tener los días contados en la carrera judicial. Si finalmente esto sucede, ¿surgirá un nuevo refrán, tal como "a todo Garzón le llega su prevaricación"?

Al menos rima, cosa que no sucede con el cerdo (el del refrán, claro).

2 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Yo sigo siendo absolutamente escéptica : aún queda recurso de reforma ante el propio Varela y en el caso que fuera desestimado,recurso de apelación ante la sala de lo penal del Supremo.
Cuando lo vea sentado en el banquillo,entonces me lo creeré y comenzaré a pensar que es posible una regeneración efectiva de la Justicia.

Porque no olvidemos que si algo sabe Garzón,es manejar los tiempos.
Y aún tiene en el cajón el sumario del "caso Faisán",con todo lo que ello supone.

Paco Rodríguez dijo...

A mi, que me la reflanflinfla este y tods los jueces con siglas o bajo siglas. Lo unico que puedo llegar a valorar que ha encarcelado a muchos terroristas.

Y por contra a muy pocos politicos.

Saludos