Google
 

martes, 26 de enero de 2010

Érase una vez...

...un niño tan mentiroso, tan mentiroso, tan mentiroso; que nunca tenía regalos en Navidad, porque en la carta a los Reyes Magos, mentía sobre su dirección.

Ese niño creció y creció, estudió, siguió mintiendo y se afilió a un partido político, y cuando gobernó Zapatero, fue ministro de Interior.

Moraleja: España merece un gobierno que no nos mienta (Alfredo Pérez dixit).

2 comentarios:

Javi_Pichu dijo...

Y a ese niño lo tuvimos que aguantar durante muchos años. Haciendo y deshaciendo a su antojo, armando y desarmando continuas mentiras.

España no se merece un gobierno que nos mienta.

En qué jornada fue a surgir esa frase. En qué día más inolvidable se forjó. Y sin embargo, qué pronto hemos olvidado. No oigo por la calle echarle en cara a esa panda de mentirosos todo lo que se les podría decir; ¿hace siete años? Yo oía hasta en el colegio las críticas al Gobierno de Aznar.

Pero ahora no. Ahora, no.

Tenemos miedo de gritar contra el socialismo. No sé en qué parte de nuestro subconsciente está archivada la idea de que bueno, eso de gritar contra el socialismo cuando lo hace mal, depende...

Nos quedan DOS LARGOS AÑOS hasta las próximas elecciones. Y como "tripitan" las mentiras y los mentirosos, que Dios nos coja confesados.

¡Un saludo!

Dexter dijo...

Pues como bien dicen por aquí, aún nos queda por esperar dos años más. Y eso que no había crisis...