Google
 

lunes, 26 de octubre de 2009

La coherencia no es socialista.

Que el gobierno socialista propugna una separación absoluta de la religión de la vida pública es algo que no sorprende ya a nadie.

Que el PSOE usa la contienda contra la Iglesia para acaparar cierto número de votos radicales de izquierda, tampoco es un secreto.

En definitiva, el PSOE quiere restringir la religión a un ámbito totalmente privado, obviando las raíces de nuestra cultura, obviando nuestras tradiciones, y ejecutando un plan a saber si tejido por alguien o algo. Supongo que no, supongo que esta lucha por la laicidad artificial y falsa (si con ese ánimo de lucha lo hiciesen también contra la crisis, otro gallo cantaría en la economía) obedece a estrategia política. Y punto.

Y en todo esto... ZAS... me entero que hace poco se organiza un congreso de "Socialistas Cristianos". ¿Laicidad? ¿Separación de lo religioso de lo político? ¿Dónde quedó la coherencia?

A eso lo llamo yo "estar en Misa y repicando"; nunca mejor dicho.

2 comentarios:

Viajero del Tiempo dijo...

Veo que vuelves a la vida "pública" (en la blogosfera). Al estilo Gon, como no podía ser menos.

Ciertamente sí que resulta algo chocante, digno de estudio y análisis.

Pero, creo que es obvio, en muchos casos, se trata de una interpretación del "ser cristiano" muy condicionada por el "sentir político", por el ideario político de "izquierdas" (etiqueta que siempre me ha resultado injusta por falaz).

Sin entrar a valorar u opinar sobre los puntos de vista que se defienden en su ámbito, no dejan de tener un cierto punto rebeldía a lo que ellos interpretan como "el poder" conservador (de la iglesia y partidos afines), con los que la izquierda (al menos el PSOE), efectivamente parece tener una guerra abierta y a la que contraponen una y otra vez sus parafernalia mediática (en muchos casos manipulada, en otros quizá no tanto) para "satanizar" (valga esta contradicción) a la susodicha y a todo aquel que defienda lo que esta defiende,... pongamos por caso, "las masas ultra-conservadoras (¿ultra-conservadoras?, ¡qué equivocados están y qué fácil es poner etiquetas!) que apoyaron previas manifestaciones contra el aborto y a favor de la vida y la familia. Hasta recurren (a bombo y platillo) a empresas que hacen el recuento "digitalizado" de las "enfervorecidas masas ultraconservadoras, reduciendo el número de componentes de esta de cerca de 2 millones a unos simples y pobres 50 mil (aprox.), gracias al, por otra parte muy "oportuno" manifestómetro. En fin.

Gonover dijo...

A mí me parece estupendo que un grupo de socialistas, que creen en Dios, decidan agruparse y etiquetarse como socialistas cristianos. Lo que pasa es que, hoy día, es muy difícil que un cristiano milite como tal en ningún partido político.

El cristiano debe participar en la vida pública, y sabiendo cómo está el patio a nivel partidos políticos, en mi opinión es mejor trabajar como cristiano, y liberarse de cualquier etiqueta que lo catalogue como tal. "Por sus hechos los conoceréis", no se dijo nada de "Por sus etiquetas los conoceréis".

En cuando a los números.....ese blog que me enlazas hace unos cálculos muy manipulados, es imposible que hubiese 2 millones, pero más imposible aún que no hubiese más de 100.000 personas.

Las fotos que se aportan....yo he visto fotos de los mismos lugares en las que no cabe un alfiler....

Parece que hay interés en desprestigiar una manifestación por su número de asistentes, cuando lo relevante es el motivo que la impulsa....

Un abrazo.