Google
 

domingo, 23 de noviembre de 2008

La autopista fue el autoatasco (y II).

Me respondieron al mail de protesta. Sí. Tardaron un par de días en buscar una escusa. ¿Cuál fue? Pues que como la obra era del Ministerio de Fomento, que reclamase al Ministerio de Fomento.

Con más indignación que Garzón cuando se enteró que Franco había muerto hacía más de 30 años, les contesto diciendo que mi protesta no es contra una obra, sino contra la ausencia de aviso y señalización del gran atasto que me esperaba, y que de haberlo sabido no habría entrado en la autopista.

Este segundo mail no ha sido contestado. Ellos buscan recaudar, recaudar y nada más que recaudar. Esas 3 cosas.

Y tal y como les avisé en mi mail, les declaro la guerra, abierta y en todos los frentes. Yo abandono la costumbre de ir por la autopista. Y la abandono yo y os invito a todos a que reflexiones sobre el abuso que sufrimos por parte de AUMAR, en un peaje que hace años que debía haber desaparecido, y que sólo se mantiene por la gracia del petardo de Chaves, que se lo prorroga una vez tras otra. ¿A cambio de algo? ¡Qué mal pensados sois!

Os invito a difundir esta idea, la carretera sin peaje no es la de hace años, está mucho mejor y casi todos los tramos son de dos carriles.

Vamos todos a la Nacional, que le den morcilla a AUMAR y su peaje caduco.