Google
 

domingo, 30 de diciembre de 2007

La Navidad. Tercera parte.

Ahora le toca el turno el Belén. Ya hablamos de los árboles de navidad, de los Reyes Magos, ... Ahora le toca el turno al Belén.

Como es sabido, estaba tan llena la ciudad de Belén por los visitantes que acudían a cumplir la orden del emperador Augusto de empadronamiento, que las posadas sólo daban albergue a los que tenían dinero. Como María estaba embarazada, se apiadaron de ella y les dejaron quedarse gratis en un establo (hay que recordar que inclusose cobraba por dejar dormir en el establo). Allí nació Jesús.


San Francisco de Asís fue el iniciador de los nacimientos entre 1200 y 1226. Se cuenta que recorría la campiña cercana a la pequeña población de Rieti en el invierno de 1223. La Navidad de ese año lo sorpendió en la ermita de Greccio y fue allí donde tuvo la inspiración de reproducir en vivo el misterio del nacimiento de Jesús. Construyó una casita de paja a modo de portal, puso un pesebre en su interior, trajo un buey y un asno de los vecinos del lugar e invitó a un pequeño grupo de gente a reproducir la escena de la adoración de los pastores. Dice la tradición, que de manera milagrosa, en la escena aparecieron ángeles y se personificó el niño Jesús, la Santísima Virgen y San José.


La idea de reproducir el nacimiento se popularizó rápidamente en todo el mundo cristiano. De los seres vivos se pasó a la utilización de figuras, en parte porque los primeros misioneros en llegar a América fueron franciscanos y por supuesto siguieron la tradición.


También se cree que el primer nacimiento se contruyó en Nápoles a fines del siglo XV y que estuvo hecho de figuras de barro. Carlos III ordenó que los "Belenes" se extendieran y popularizaran en todo el reino itálico y español. En América, los frailes introdujeron las costumbres navideñas cristianas utilizándolas para la evangelización. Entre ellos, los nacimientos toman un papel importante.


Las iglesias contaban con sus "Belenes" que utilizaban los religiosos y los vecinos para sus solemnes precesiones de Navidad.

Las figuras de un "belén" pueden ser de distintos tamaños (incluso a tamaño natural) y componen las distinas escenas que recorre el nacimiento del Niño Jesús, desde la búsqueda de la posada, el nacimiento, la anunciación del angel a los pastores, la adoración y las ofrendas al Niño por los lugareños y la escena de los Reyes Magos guiados por una estrella hacia el portal de Belén.


El misterio de la Natividad representado en el pesebre era indispensable en todas las casas.

8 comentarios:

dimas dijo...

Querido amigo, bendito desorden el tuyo, como se alegra el "Niño" de que personas como tu contribuyan a dar a conocer lo que muchos padres ocultan.
Un abrazo y graciapor tu visita

Gazulin dijo...

En estas fechas donde cada día se ataca mas al cristianismo y sus costumbres, es bueno recordar un poco de "historia" para que todos sepan de donde vienen las cosas. Enhorabuena.

Saludos...

El Cerrajero dijo...

¡Felí Año Nuevo!
(así, sin Z) xD

Gonover dijo...

Por cierto, la foto del Belén procede de la Funcación Alcalde Zoilo Ruiz Mateos de Jerez de la Frontera.

El Cerrajero dijo...

¿Qué te parece como se las gasta 'el paisano'?

http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=77856

http://www.cotizalia.com/cache/2008/01/03/83_portillo_intento_salvar_colonial_ayuda_taguas.html

Gonover dijo...

Precisamente antes de ayer participé en un debate en CNR Giralda (para Andalucía) sobre la vivienda, y se hbaló de esta gente que hizo dinero con el ladrillo y ahora aboga por el intervencionismo en el mercado inmobiliario.

Estoy barajando hablar del tema, pero es que me había propuesto no hablar de política durante las Navidades, y éstas duran hasta el 6 de enero. Me está costando, creeme.

Dardo dijo...

¿Y a todo esto; los Reyes, qué?. ¿Carbón?.

Saludos amigo.

Gonover dijo...

Bueno, de los Reyes ya hablé, me adelanté un poco.

Pero no, se ve que he debido ser bueno, porque de carbón, ni rastro oye...